Seguidores

jueves, 28 de junio de 2012

El que come y no convida ...

Tomar un baño en la amable casa de los aristocráticos, es sin duda, un placer. Pero también eh descubierto, si uno no se ha bañado durante un largo período, digamos, desde hace un mes, la suciedad ha alcanzado su límite máximo rehusándose a aumentar más. Causado así como un baño natural, como una cura natural.
Por eso yo prefiero la suciedad sana a la limpieza rebuscada. Mucha gente parece olvidarse que el hombre está hecho de polvo y que al polvo ha de volver. La madre tierra no se preocupa ni un poquito por sus uñas esmaltadas.

Detalle:
Mixto s/lienzo
70x40 cm
2012

No hay comentarios: